Cómo funcionan los Fideicomisos Inmobiliarios?

Cómo funcionan los Fideicomisos Inmobiliarios?

escrito por: 
geobienes

Un fideicomiso inmobiliario es la creación mediante un contrato, de un nuevo patrimonio al cual se transfieren bienes, con el objetivo de gestionar de manera administrativa o legal el desarrollo de proyectos inmobiliarios, a favor de los beneficiarios del contrato.

Un fideicomiso inmobiliario tiene las siguientes ventajas:

  • Se forma un patrimonio independiente al constructor
  • El fideicomiso administra los flujos y pagos relacionados al proyecto
  • Se pueden especificar diferentes inversionistas como beneficiarios del proyecto

Entre los tipos de fideicomisos inmobiliarios, podemos destacar:

Fideicomiso de Administración de Flujos

 

Es el fideicomiso inmobiliario que se constituye para la administración de flujos o pagos derivados de un proyecto inmobiliario. Un constituyente, en este caso el promotor forma el fideicomiso para que aporten sus flujos monetarios, los clientes, bancos o inversionistas. Dichos flujos se administran para el desarrollo del proyecto, pagar a los acreedores financieros y distribuir el remanente o utilidad al promotor.

Fideicomiso Integral

Es el fideicomiso inmobiliario mediante el cual varios constituyentes aportan bienes, como el terreno, recursos económicos, estudios del proyecto, equipos comerciales, etc. El Fideicomiso Integral Inmobiliario se encarga de gestionar dichos bienes, recibiendo los flujos de los clientes, distribuyendo los flujos económicos de los aportes según los cronogramas de ejecución del proyecto. De manera integral, hasta la entrega de los inmuebles a los compradores, los pagos a los acreedores financieros y utilidad a los promotores.